Del 13 al 15 de Setiembre 2019

 

Con Michael Hutkins (Anjaneya), Ottawa, Canadá

 

Aprende a enseñar una clase de Yoga completa con el uso de una silla y explora cómo adaptarla para aquellos con movilidad limitada.

 La práctica en silla ofrece a los estudiantes con movilidad limitada la oportunidad de experimentar los beneficios del Yoga. Este programa te otorgará las herramientas para ayudar a los estudiantes a desarrollar fuerza, conciencia y confianza, y para aumentar su bienestar mental y físico.

 Otros temas que se enseñan incluyen la anatomía del envejecimiento, cómo comunicarse con personas que a menudo tienen audición y vista limitadas. También cómo enseñar en casas para adultos mayores. Si bien el curso está diseñado para profesores de yoga, aquellos que trabajan regularmente con personas mayores o desean compartir yoga con sus seres queridos también pueden beneficiarse de esta capacitación.  El curso, además adapta los movimientos para personas con vida sedentaria o para la práctica en sus lugares de trabajo, siendo un aporte maravilloso para lograr un cambio positivo en la jornada laboral.

 Al finalizar el curso se entrega certificado por 14 horas de clases  que es avalado por la Yoga Alliance. Se entrega manual con los movimientos realizados durante el curso.

El curso se dicta en Inglés con traducción consecutiva al español. Los cupos son limitados, inscribirse con anticipación.

HORARIOS DEL CURSO

Viernes 13 de 19:30 a 21:30

 Sábado 14 de 9 a 13 y de 14 a 18

Domingo 15 de 9 a 13 

QUÉ DEBES TRAER

Ropa cómoda para al clase, colchoneta para yoga, una toalla de baño, cuaderno para tomar notas, lapicera y botella con agua.  

COSTO:

U$s 270, U$s 210 (socios con tres meses antigüedad)

 Michael Hutkins (Anjaneya), se graduó como profesor y profesor avanzado de yoga en la Escuela Sivananda. Vive con su familia en Gatineau, Canadá.  Se dedica tiempo completo a la enseñanza de Yoga Sivananda y comparte su conocimiento con personas de todas las edades y habilidades en Canadá y USA. Comenzó a enseñar a personas de la tercera edad después de su formación inicial para profesores en 2008, ya que quería compartir lo que había aprendido con sus abuelos. Después de crear un programa para ellos, también comenzó a enseñar una clase mensual en una casa de retiro. Los estudiantes siguieron queriendo más y la clase aumentó bimestralmente y finalmente se convirtió en semanal. Animado por la retroalimentación y los efectos positivos de la práctica en este grupo, tomó el entrenamiento de Yoga Tout Chair en Montreal Canadá para profundizar su comprensión de cómo trabajar con personas mayores. Ahora Anjaneya imparte varias clases semanales de silla y siempre se sorprende de lo abiertos que están los adultos mayores en todos los aspectos del yoga, desde lo físico a la meditación, la filosofía e incluso el canto.